A corazón abierto (programación)

jueves, 22 de marzo de 2012

LA FAMILIA: COMENTARIO


¡La familia, sé lo que eres¡, dice Juan Pablo II.
Estas palabras van dirigidas a un mundo en el que se intentan variadas formas de unión intentando todas apropiarse el prestigio de la institución familiar. Este prestigio basado en el matrimonio y en la procreación y educación de los hijos ha sido ganado por millones de familias que han conseguido ese clima que no puede ser sustituido por nada.
La familia es un reflejo del amor infinito entre el Padre, el Hijo y el  Espíritu Santo. Es el lugar óptimo para nacer, para crecer, para recibir y dar afecto, para ser educado, para madurar, para salir a la palestra de la vida con la base bien asentada en todos los aspectos.
La familia cristiana es curada por  el Sacramento del Matrimonio. En ella se prepara para otros sacramentos: Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia y quizá el Matrimonio y el Orden y la Unción de los enfermos. La familia es también el ámbito mejor para morir.
La salud de la  familia marca la salud de la sociedad y la vitalidad de la Iglesia. La familia es célula viva de ambas, es más, es una verdadera Iglesia doméstica donde Cristo se hace presente para salvar.
Rezar por la familia y en la familia es buena tarea cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario