A corazón abierto (programación)

lunes, 15 de junio de 2009

El que vive sólo de los placeres de los sentidos, es, en el fondo, un desesperado. Y remedando al Evangelio podríamos preguntar: ¿de qué le sirve al hombre poseer todo el mundo si su vida no tiene sentido?. (Kiwerkegaard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario