A corazón abierto (programación)

martes, 23 de junio de 2009

EL ABATIMIENTO


En el trayecto de nuestras vidas experimentamos momentos gratos e ingratos, alegrías y tristezas, anhelos y decepciones que van marcando nuestra personalidad y tenemos dos alternativas: hundirnos en los más recónditos lares de la miseria humana o salir victoriosos a una vida nueva. El riesgo de hundirnos podría ser por la excesiva auto-observación y aquí hago referencia al maestro Frankl que nos alerta del peligro de encerrarnos exclusivamente en la autorreflexión de nuestros caprichos y satisfacciones sensibles, de nuestros éxitos y fracasos, de nuestros bienes presentes y de nuestras seguridades futuras, debido a que esta voluntaria obstrucción, supone tomar una actitud y una disposición que violenta nuestra natural apertura hacia el mundo exterior y hacia las personas de nuestro entorno. Por ello, considerará que aprisionar el “yo” en las estrechas paredes de nuestro claustro interior, sin dejar que se expanda sin falsos recelos “hacia afuera”, es un riesgo que facilita el cultivo de una serie de gérmenes patológicos que al envolver obsesivamente nuestras reflexiones, pueden derivar hacia determinados trastornos neuróticos y ser focos de infelicidad.
Una personalidad sana y bien constituida desde la perspectiva psicológica, es para Frankl, aquella que sabe abrir las puertas y ventanas de su conciencia, hacia la luz y claridad del mundo exterior, dirigiéndose e interesándose por la gente que le rodea, por ello, la grandeza del hombre está en reconocerse como hombre, valorar su condición humana con todas sus potencias y ver con claridad en medio de los tormentos la luz de la felicidad que sí es posible, porque el hombre es humano en la medida en que se pasa por alto y se olvida de sí mismo entregándose a una causa a la que servir o a una persona a la que amar.
Al sumergirnos en el trabajo o en el amor nos trascendemos a nosotros mismos y de este modo nos autorrealizamos. (POR JUAN TORRES ROMERO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario